Saltar al contenido

Crema de Calabacín y Berenjena

Aquí os enseñamos a preparar una deliciosa crema de calabacín y berenjena, una variante de la crema de calabacín que resulta muy rica y completa, que estamos seguros que te va a encantar.

receta de calabacin con berenjena

Receta de crema de calabacín y berenjena

Ingredientes

  • Dos calabacines medianos
  • Una berenjena grande
  • Dos cebollas
  • 100 ml de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen

Preparación de cremas de calabacín y berenjena

  1. Lo primero que haremos para preparar esta receta de crema de calabacín y berenjena será pelar los calabacines, la berenjena y las cebollas, para picar todo después, en trozos que no sean demasiado grandes.
  2. Si lo prefieres puedes lavar los calabacines y trocearlos con la piel, ya que la misma aporta muchos nutrientes y es muy suave, por lo que no se aprecia al comer la crema una vez elaborada.
  3. Una vez que tengamos todo troceado ponemos a calentar una olla con un chorreón de aceite de oliva virgen.
  4. Cuando el aceite esté caliente echamos las cebollas troceadas y un poco de sal por encima, para ayudar a que se pochen bien, y las sofreímos unos minutos hasta que empiecen a cambiar de color, siempre a fuego medio.
  5. Después agregamos la berenjena y calabacines troceados, salpimentamos y dejamos cocinar unos minutos, removiéndolos de vez en cuando, para que se rehogue levemente por todos lados.
  6. A continuación cubrimos todos los trozos de las verduras con agua, o si lo prefieres con caldo de verduras o de pollo, casero o comprado, de forma que todo quede bien cubierto.
  7. Dejamos que empiece a hervir a fuego intenso y dejamos después a fuego medio, durante unos 20 minutos más o menos, el tiempo que necesiten para quedar bien cocidos, que queden blandos para poder hacer la crema fácilmente. Pasado ese tiempo comprobamos si está todo tierno, si no lo estuviera los dejamos cocer unos minutos más.
  8. Entonces metemos la batidora en la cacerola y lo batimos todo, el caldo con las verduras, hasta formar una crema homogénea y sin trozos grandes, que quede bien fina.
  9. Al acabar salpimentamos bien al gusto y agregamos la nata, y volvemos a poner a fuego suave para que la nata se cocine y se mezcle bien, formando una crema con más cuerpo.
  10. Mantenemos hasta que obtenga el espesor deseado, que podremos corregir añadiendo más nata o más agua o caldo, según queramos hacer la crema más o menos espesa.

Al finalizar ya podemos servir en caliente esta rica crema de calabacín y berenjena, que esperamos os guste mucho.